En esta ocasión, os vamos a mostrar el procedimiento llevado acabo por nuestros reparadores durante el arreglo de las anillas de agarre de una banana. En concreto, se trata de la reparación de una banana de playa acuática arrastrable de orientación profesional  y con capacidad para 8 personas. Este modelo, se encuentra fabricado en PVC de 1450 gramos de alta resistencia, con elementos de seguridad, válvulas, conos, refuerzos, anillas y agarradera.

Pero vamos a lo que nos interesa, la reparación. Para ello, os mostramos todos los pasos que nuestros reparadores han seguido para obtener un resultado satisfactorio.

1º. Despegar las anillas de agarre rotas

El primer paso es retirar los elementos defectuosos, en este caso, las anillas de agarre que se encontraban gravemente deterioradas por su uso. En este paso, es muy importante tener la suficiente delicadeza para no estropear el hinchable. Una mala praxis en este paso puede terminar pinchándola.

2º Tomar medidas de las anillas de agarre

Una vez despegadas, nuestros reparadores han tomado medidas de las dimensiones y formas del asa para intercambiarlas por una nueva. Para ello, han tomado las retiradas como modelo y se han servido de la ayuda de un lápiz. Primero, en papel para luego marcarlas en la tela de PVC. Una vez dibujadas encima de la tela, han procedido a recortarla, prestando especial atención en las marcas para que sean exactamente igual que las originales.

3º Limpiar la superficie donde irán situadas las anillas de agarre

Al retirar las anillas deterioradas, suelen quedar restos de pegamento, tela y suciedad que se ha ido acumulando con el tiempo. Por ello, han procedido a limpiar la zona con MEK y retirar los restos de tela con mucho cuidado. Es importante dejar la zona lo más limpia posible, ya que podría provocar problemas durante el pegado.

4º Aplicar el pegamento

Una vez limpia la zona, los reparadores han procedido a aplicar el pegamento de la marca Nauticol, líder en el mercado. Un paso importante en este proceso es delimitar la superficie con cinta para evitar que queden restos de pegamento que ensucien la banana.

5º Pegar las asas

Una vez aplicado el pegamento, el siguiente paso es pegar las anillas de agarre. Para ello, han utilizado un decapador, para aplicar calor a la zona y una espátula para presionar las zonas de pegado. Es importante tener en cuenta que el uso de calor es recomendable para los pegados en tela de PVC. Las altas temperaturas eliminan los restos de alcohol y otros químicos que queden del limpiado anterior y del propio pegamento.

6º Repasar las marcas con la espátula

Las nuevas asas, llevan introducido un material más resistente en la zona de los agarres que tiende a tomar su forma habitual. Por ello, nuestros reparadores han tenido que hacer uso de la espátula para marcar bien los relieves y evitar así la formación de burbujas en el interior. Este paso es vital, ya que la burbuja podría provocar el despegue de las anillas.

 

Y voilà, ¡ya tenemos la reparación de la banana finalizada!

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider
Déjanos tu voto