Cómo elegir primer barco de recreo

Siempre se recuerda el primer barco de recreo como una embarcación especial. La elección puede tornarse ilusionante, pero también tediosa por el miedo a no acertar.

Con este artículo se pretende hacer una introducción al lenguaje náutico relacionado con la navegación de embarcaciones de recreo. En él se recogen los distintos tipos de barcos de recreo y los títulos náuticos que existen, así como la terminología básica sobre la estructura y las partes de estas embarcaciones. Con toda esta información será mucho más fácil que te decidas y aciertes al elegir tu primer barco de recreo.

¿Qué es un barco de recreo?

A lo largo de los últimos años se ha producido un importante desarrollo del sector náutico. De él se pueden destacar las embarcaciones de recreo. Las denominadas embarcaciones de recreo son barcos que, independientemente de su medio de propulsión, poseen una eslora mayor de 2,5 metros y se utilizan para fines deportivos o de ocio.

Según el artículo 2.1 del RD 1434/1999 de 10 de septiembre, se consideran embarcaciones de recreo aquellas de todo tipo, con independencia del medio de propulsión, que tengan eslora de casco comprendida entre 2.5 y 24 metros, proyectadas y destinadas para fines recreativos y deportivos, y que no transporten más de 12 pasajeros.

El Ministerio de Fomento reconoce a los barcos de recreo y los define de tal manera en la orden FOM/3200/2007, de 26 de octubre, por la que se regulan las condiciones para el gobierno de embarcaciones de recreo. Con esta orden queda modificada la Orden de 17 de Junio de 1997, que establece los títulos náuticos que autorizan a ejercer esta actividad. Estas titulaciones dictan que  los barcos de recreo deben ser exclusivamente utilizados con fines deportivos o de ocio. Y, por supuesto, garantizando unos conocimientos básicos sobre seguridad en la navegación.

La elección de una embarcación de recreo debe ser una decisión meditada. Hay que considerar además del presupuesto para la adquisición del barco y otro para su equipamiento y contar con unos gastos anuales en torno al 10% de la inversión realizada para hacer frente a los gastos de amarre, seguro, varada, mantenimiento y reposición de baterías, velas, defensas, etc.

 

Tipos de barcos de recreo

Los principales tipos de barcos de recreo que se pueden distinguir, según la legislación de aplicación a estas embarcaciones, son:

El yate

Este término se emplea para referirse a las embarcaciones de recreo a motor de mayor tamaño, mayor potencial deportivo o mayores prestaciones y elementos accesorios. Además de disponer de motor, puede estar propulsado por velas.

La lancha

Es una embarcación a motor de menor tamaño. Además de disponer de motor, puede estar propulsada por velas o remos. La mayoría de estas embarcaciones se emplean en puertos, bahías, caletas, ríos y lagos debido a que su diseño y equipamiento no es adecuado para navegar en mar abierto.  Dentro de este grupo se encuentran las embarcaciones neumáticas y las semirrígidas.

El velero

Es un barco propulsado mediante velas que aprovechan la acción del viento.

El catamarán

Barco de vela formado por dos cascos.

El trimarán

Barco de vela multicasco, formado por un caso principal (vaka) y dos flotadores mas pequeños (amas) atados al lado del casco principal con puntales laterales (akas).

El bote

Es una embarcación pequeña impulsada por remos. Se caracteriza por no disponer de cabina o parte cubierta.

Mi primer barco de recreo: como elegir

A continuación te facilitamos unos consejos para comprar tu primer barco de recreo.

 

¿Barco de recreo: vela o motor?

La primera decisión a tomar es: ¿vela o motor? Las diferencias entre un tipo de navegación y otra son bien grandes. Si vas a adquirir tu primer barco de recreo echa un vistazo a estas indicaciones.

La navegación con motor es más sencilla en cuanto a las maniobras, pero el gasto en cuanto a combustible es el precio a pagar por su mayor velocidad. La vela, no obstante, requiere más preparación y práctica por parte de la tripulación. Depende en gran medida de las condiciones meteorológicas, y su mantenimiento es más complejo al contar no solo con el motor, sino con todo el aparejo. La navegación a vela es más silenciosa y aporta una sensación de calma y tranquilidad. Aunque los barcos a vela también pueden llevan motor para no depender siempre de los vientos. De este modo, conviene que incluyas los gastos de motor y mantenimiento en tu futuro presupuesto.

Barco de recreo a motor

Si te decides por un barco a motor, la elección dependerá del uso que quiera hacer de la misma: pesca, paseo, buceo, etc. Otros aspectos a tener en cuenta son si navegarás de noche, la capacidad y distribución de camarotes, la zona de navegación, duración de las travesías y la velocidad.

Barco de recreo a vela

En los barcos a vela, el comportamiento y la habitabilidad dependen en gran medida de la eslora. A mayor eslora, menor movimiento del barco, más velocidad y más comodidad. Y, lógicamente, mayor coste de adquisición y mantenimiento. Para la elección será conveniente tener claro previamente la zona de navegación, situaciones meteorológicas a las que deberemos enfrentarnos y capacidad en cuanto al número de tripulantes.

Dos consejos antes de comprar tu primer barco de recreo

Siempre intenta hacer una prueba en el agua. Alquila el mismo modelo por el que está interesado o pregunte al vendedor si existe la posibilidad de ver cómo navega y de probarlo. Ahí podrá observar los pros y los contras de una manera más real y cercana. Esto debe hacerse ya sea nuevo o de segunda mano. Y si el barco es de segunda mano, no escatime en gastar algo de dinero en un peritaje por un profesional independiente. La inversión que va a realizar lo justifica con creces.

 

 

Elegir un barco de recreo según las necesidades

Dentro de los barcos de recreo tenemos varios tipos: para pesca, para buceo, de paseo… Debemos saber qué uso le queremos dar y qué actividades queremos realizar en ellas.

Debemos conocer las necesidades que cubre cada embarcación, y si en ella se pueden realizar las actividades que proyectaste en un principio. Para ello debemos centrarnos en las características de varios modelos de embarcaciones.

Por ejemplo, si me he decidido por una semirrígida de recreo y mi objetivo con ella es conseguir el relax absoluto, acompañado de los míos y de una buena nevera hasta arriba de bebidas, elegiría una Semirrígida Cobra 520 Lux por su solárium. Si quiero que sea un poquito más grande, sin duda, elegiría la Semirrígida Cobra 580 Sport o 580 Hybrid. Ambas gozan de una versatilidad increíble, por lo que también nos sirven como semirrígidas de pesca.

Si por el contrario mi gran afición fuera la pesca, elegiría como primer barco de recreo la Semirrígida Cobra 680 Fisher o la Semirrígida Cobra 700. Pero si no tuviera el PER, y solo tuviera el titulín, elegiría la Semirrígida Cobra 550 Fisher. No obstante, si quisiera una semirrígida de buceo elegiría una donde pudiera ir todo mi grupo con su respectivo equipo; hablo de los modelos Diving.

 

Creemos de corazón que sabrás discernir el barco de recreo que necesitas con estos modelos de semirrígidas que te hemos señalado. Hay una embarcación para cada necesidad, y sabemos la importancia que tiene esta elección. De ahí nuestro interés en que todo navegante iniciado comience su actividad con el punto más importante de todos: acertar con tu primer barco de recreo.

 

Barcos de recreo para uso profesional

Dentro de los subtipos de embarcaciones de recreo, pesca, buceo, ocio encontramos otro enfoque, el profesional. Una gran cantidad de barcos de recreo se compran con el fin de ser alquilados y de este modo sacarle rentabilidad. Son los conocidos charters. Se arrendan para las distintas actividades náuticas. También tenemos a los equipos de buceo, los cuales desarrollan su actividad de forma profesional, así como los equipos de pesca submarina.

Charter o primer barco de recreo

 

Tipos de matriculaciones para barcos de recreo

Salvo excepciones concretas, tu primer barco de recreo deberá disponer de su correspondiente matrícula para estar sujeta a la legislación española. Las matrículas se componen de listas según la actividad que desarrollen. Para uso recreativo o deportivo se clasifican en:

Lista 6ª: se registrarán las embarcaciones deportivas o de recreo que se exploten con fines lucrativos.
Lista 7ª: se registrarán los buques y embarcaciones cuyo uso exclusivo sea la práctica del deporte o recreo, sin propósito lucrativo o la pesca no profesional.
• Están exentas de matriculación las embarcaciones de recreo menores de 2,5 metros y los aparatos flotantes o de playa con independencia de su eslora.

Titulaciones náuticas para barcos de recreo

Los titulados náuticos profesionales podrán desempeñar en las embarcaciones de recreo el cargo que corresponda a las atribuciones que su título profesional les confiere. En España, la Dirección General de la Marina Mercante (Ministerio de Fomento) establece las titulaciones que habilitan para el gobierno de estas embarcaciones:

  • Autorización federativa para el gobierno de embarcaciones de recreo (Licencia federativa o Titulín).
  • Patrón de Navegación Básica (PNB).
  • El PER, patrón de Embarcaciones de Recreo.
  • El PY, patrón de Yate.
  • Capitán de Yate (CY).
Mi primer barco de recreo: Cómo elegir una embarcación y sus accesorios
Mi primer barco de recreo: cómo elegir una embarcación y sus accesorios
5 (100%) 1 voto