Maxi-Ribs ¿Por qué los astilleros hacen las semirrígidas cada vez más grandes?
5 (100%) 1 voto

Cada año, los modelos nuevos de semirrígidas que salen al mercado son más largos y anchos. Estudiamos aquí la razón de esta tendencia.

Modelos cada vez más grandes

En el año 2016, Sacs lanzó el Rebel 47, una semirrígida de 14.10 m equipada con 3 motores fueraborda de 350 CV. Un año más tarde, el astillero italiano Pirelli batió el récord con el lanzamiento del Pirelli 1900, un gigante de 18.5 m capaz de alcanzar 45 nudos en velocidad máxima con 2×800 CV.

A partir de entonces todos los astilleros comenzaron a sacar modelos grandes. En el 2018, Lomac presentó el GT 14, una semirrígida de 14,51 m capaz de alcanzar los 57 nudos con 3×425 CV Yamaha XTO. Y Capelli, la Tempest 50 (15 m) y sus 4×425 CV Yamaha XTO (¡1700 caballos en total!).

Estas esloras buscan competir en el nicho de mercado de los grandes yates.

Maxi-Ribs

Motores cada vez más potentes

Cuanto más grande es un barco, más pesado es. Se necesita más potencia para hacer que vaya más rápido. En los últimos años, los fabricantes de motores han estado trabajando en el desarrollo de grandes motores fueraborda: El nuevo Mercury V8 alcanza los 400 hp, mientras que Yamaha tiene motores de  425 hp y Suzuki 350 hp.

Estas evoluciones permiten proponer una motorización externa en barcos cada vez más grandes.

“Hay una evolución del motor en términos de potencia, que nos permite ofrecer grandes botes capaces de recibir estos grandes motores fueraborda. Claramente, las semirrígidas de 10 m se van a convertir en un estándar” explica Guillaume Verbrugghe, Jefe del Departamento de Marina de Yamaha.

Maxi-Ribs

Siguiendo la estela de los yates de lujo

Con estos maxi-ribs, los astilleros proponen alternativas a los yates de lujo. Al lanzar estos modelos de gran tamaño, los astilleros están invirtiendo en el segmento de chárter.

Ya no estamos limitados en tamaño (ya que no es necesario guardarlos a bordo) y podemos disfrutar de un equipo cómodo a bordo de su chárter. Por esta razón los constructores ofrecen cabañas, baños, cocinas y muchos espacios de ocio: solarium, mesas, etc.

“Los ricos propietarios de barcos quieren sentirse como en casa con barcos más grandes y cómodos, con muchos detalles, y hoy, incluso por unas pocas horas de navegación, usted desea comodidad”, dice Umberto Capelli, gerente del astillero de Capelli.

“Los propietarios de grandes barcos y yates de lujo buscan un barco que puedan conducir solos, necesitan autonomía y potencia. Por eso eligen las maxi-ribs”, explica Guillaume Verbrugghe

Maxi-Ribs

Hacerse ver

¡Las grandes semirrígidas llaman la atención! Si además le añadimos fuerabordas triples o cuádruples en popa, se cumplen todas las condiciones para que se conviertan en la estrella del agua.

Esto lo han entendido bien los astilleros italianos, haciendo diseños refinados y muy inspirados en el mundo de la automoción, con parabrisas aerodinámicos y techos adornados. Los arcos son también perfectos para ganar velocidad.

Maxi-Ribs