Mantenimiento del motor fueraborda en invierno

0
820
Mantenimiento de motores fueraborda Yamaha

Los motores fueraborda son el corazón de las embarcaciones semirrígidas y neumáticas motorizadas. Estos a su vez, ya sean de dos o cuatro tiempos,  necesitan un mantenimiento regular para que su funcionamiento sea el idóneo. Por esta razón, es importante revisar el motor antes de realizar un invernaje de nuestra embarcación.

¿Quieres saber cómo hacer un correcto mantenimiento del motor fueraborda? Es muy sencillo, continúa leyendo este post  y en unos minutos sabrás cómo.

Cuándo es conveniente realizar el invernaje del motor fueraborda

El momento idóneo para realizar una revisión del motor para el invernaje es al final de cada temporada, aunque se recomienda que, tras estar un tiempo guardada, es conveniente hacer una puesta a punto. Cabe recordar que, el motor fueraborda tiene diferentes procesos de revisión, diferenciándolo en número de horas de uso y meses o años. Estos se dividen en: 100 horas de uso o seis meses,  300 horas de uso o un año y  a los cinco años.

Qué materiales necesito para hacerlo

Lo más importante que tienes que saber en este apartado es que, el  mantenimiento de un fueraborda, no requiere herramientas específicas. Esto significa que con una caja de herramientas básica que contenga un juego de llaves y un destornilladores es suficiente. Entre ellas se deberá encontrar la llave de la bujía, que suele estar incluidas en las herramientas suministradas con el motor.

Para evitar manchas en el cuerpo del motor y la embarcación, sería conveniente hacerse con unos trapos y elementos de limpieza como Enginet.

En cuanto a la revisión del motor, necesitarás comprar aceite específico para fuerabordas  y  grasa «marina» para que el propulsor sea invernado en condiciones óptimas y evitar averías al comienzo de la temporada.

La hélice

Conviene retirar la hélice para comprobar su estado y engrasar el eje. Una vez que se retira la hélice, observa la condición del sello. Éste se puede dañar fácilmente si una línea de pesca se enrolla alrededor.

Para bloquear la hélice al apretar y aflojar la tuerca central, se inserta una cuña de madera entre la hélice y la placa anticavitación que la bloquea. En los motores pequeños, la hélice se asegura al eje a través de un pasador. Este último, está diseñado para romperse si la hélice golpea un objeto, por lo que es conveninete revisarlo y sustituirlo si es necesario.

Hélice Fueraborda

Desalinizar

Es uno de los procedimientos más importantes para el invernaje. Lo primero es retirar el agua salada del interior de la cola y los diversos conductos de refrigeración.  Para conseguirlo, se recomienda dejar arrancado durante 15 o 20 minutos con agua dulce para que se limpie por completo. Esto se puede conseguir de dos maneras:  haciendo uso de un bidón lleno de agua dulce, donde irá metida la cola del motor o adquiriendo un acople para la manguera que, con unas ventosas, se incorpora a las tomas de agua de refrigeración que se encuentran en la parte inferior de la cola.

El vaciado de la caja de cambios

La caja de cambios funciona en un baño de aceite. Cada 100 horas de uso o pasado seis meses (o un año, dependiendo de las indicaciones del fabricante), se debe drenar y sustituir por un aceite limpio. Con esto comprobamos si se ha introducido agua en la caja de cambios, lo que supondría un defecto en el sello del borde. De hecho, el agua en el aceite forma lo que los mecánicos llaman «mayonesa»: el aceite se vuelve blanco y opaco. Si este es el caso, buscaremos el origen de esta entrada de agua.

El primer paso para sustituir el aceite viejo por uno nuevo es abrir la tapa superior de la caja de cambios. Una vez hecho, retirar el tapón inferior para permitir que el aceite fluya hacia un recipiente para, posteriormente, ser llevado a un punto limpio.  Tras el drenado, rellenar con aceite limpio a través del orificio inferior. Es importante hacer hincapié en el orificio por donde introducir el aceite, ya que hacerlo por la parte superior, podría conllevar a la aparición de burbujas.  El llenado es efectivo cuando el aceite sale por la tapa superior.

Las bujías

La bujía es un elemento fundamental en el elemento del motor, ya que es quien asegura un buen arranque de este.  Así pues, es necesaria una revisión periódica de esta y sustituirla si se considera oportuno, sobre todo en motores de dos tiempos, cuyo aceite se mezcla con gasolina. Evita limpiar las bujías con un cepillo de alambre, ya que esto podría dañarla todavía más.

Sistema eléctrico

El sistema eléctrico merece una revisión pormenorizada antes del invernaje. Para que estos no sufran durante las bajas temperaturas, se recomienda proteger los contactos de los cables con un spray antihumedad. Los cables de las baterías también deben ser retirados para aplicar grasa a los polos.  Lo recomendable es retirar la batería y guardarla en un lugar seguro. Si no fuese posible, se recomienda el uso de una caja protectora para baterías para evitar un deterioro de esta. Eso sí, en ambas opciones es necesario revisar su estado periódicamente y cargarla para evitar una avería.

Motor Fueraborda

El circuito de la gasolina

En el caso de un tanque separado, no hay entrada de aire en el sistema de combustible. Por lo tanto, verificamos la manguera y la pera que no deben estar agrietadas (algo que puede ocurrir con el tiempo).

El sistema de combustible, a su vez, está protegido por un filtro que deberá encontrarse en perfectas condiciones. Si se encuentra sucio u obstruido es recomendale limpiarlo o sustituirlo por uno nuevo en función del modelo, ya que si el carburante llega sucio al motor, podría provocar una avería.

En cuanto al combustible en el depósito, suelen surgir muchas dudas sobre si es conveniente dejarlo lleno o vaciarlo. Es un punto que genera gran controversia, por lo que, si decides invernarlo con combustible, es recomendable el uso de un estabilizador. En cambio, si ves conveniente guardarlo con el depósito vacío, debe drenar el tanque al final de cada temporada. Para hacerlo, puedes desconectar la tubería de combustible con el motor en marcha y esperar a que se detenga. Otra opción sería retirar el tornillo de la parte inferior del tanque en el carburador y dejar que el combustible fluya.

Ánodos

Todos los motores fueraborda están protegidos por ánodos que se «sacrifican» para evitar golpes en el propulsor. Su estado dependerá de si el motor ha estado contínuamente en el agua o no. Si este ha estado la mayor parte del tiempo fuera de ella, es más probable que no estén tan consumidos.  En el caso de apreciar desperfectos, es conveniente sustituirlos por uno nuevo, ya que la función que cumplen es vital para prolongar la vida dle fueraborda.

Para encontrarlos, revise el manual de mantenimiento del motor. De hecho, el ánodo situado debajo de la placa anticavitación es el más común, pero también pueden existir ánodos en el bloque del motor, en el sistema de refrigeración.

La cuerda de arranque o mando a distancia (MORSE)

Dependiendo del tamaño del motor y sus accesorios, este puede arrancarse de dos maneras diferentes: bien por cuerda de arranque o por mando a distancia. En el caso de los motores de menor potencia, suelen incluir un iniciado manual, para el que es necesario el uso de una cuerda. Debido a su composicion, es un accesorio que se desgasta con el uso y paso del tiempo. Por este motivo, es conveniente revisar y comprobar que no esté Hay que asegurarse deshilachada.

Al ser un producto económico, conviene renovarlo en caso de presenciar desperfectos, ya que una inversión mínima puede evitar grandes problemas en el mar.

En cambio, en los motores con arrancado mediante mando a distancia, es recomendable revisar el estado del mando y su pila, sustituyéndola si fuese necesario.

Puntos de lubricación

Los motores fueraborda suelen sufrir en lugares húmedos, por lo que  resulta conveniente engrasar bien todas las articulaciones como la dirección, la elevación y los cables de control entre otros. Es importante revisar los tornillos de presión, debido a que, al ser de acero inoxidable puede quedar bloqueado por la electrólisis, debido a que el chasis del motor es de aluminio.

Consejos para los motores de cuatro tiempos

Los fueraborda de cuatro tiempos están en auge en la actualidad debido a que resultan menos contaminantes, menos ruidosos y su consumo es inferior en comparación con los de dos tiempos. En este tipo de motores, el aceite se encuentra contenido en el cárter. Por este motivo, es necesario verificar regularmente el nivel de aceite con la varilla.

En términos de mantenimiento anual, el aceite debe vaciarse al comienzo de la temporada (o cada 100 horas de operación). Es preferible cambiar el aceite al empezar la temporada, no al final, porque el aceite se oxida en contacto con el aire. No es necesario poner aceite nuevo y dejar el motor en reposo durante todo el invierno.

Invernaje de motor fueraborda

Fundas para proteger el motor fueraborda

Una vez revisado el motor a la perfección, es recomendable utilizar una funda de lona para protegerlo de la humedad y agentes externos. De este modo, existen dos opciones para cubrir el fueraborda, una funda completa, incluyendo eje y hélice o una funda para la cabeza del motor. Ambas son altamente efectivas y están fabricadas en poliéster recubierto de PA, por lo que la decisión de elegir una u otra dependerá de las preferencias de cada persona.

Mantenimiento del motor fueraborda en invierno
5 (100%) 1 voto

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here