Accesorios que necesitas para un remolque náutico
5 (100%) 9 votos

Los remolques de barcos, los protagonistas secundarios. Descubre la importancia de los remolques  de barcos y sus accesorios.

Remolques

Un remolque  de embarcación es un elemento imprescindible si necesitamos mover nuestro barco. Ya sea en un trayecto largo o corto, necesitaremos que el remolque tenga unas características específicas para la actividad a la que lo vamos a dedicar: que se pueda meter en agua salada, que no se vea afectado por el fango o por el barro, y por supuesto, que sea seguro en carretera. Deben proporcionar el apoyo que se espera de ellos, facilitar el momento de la carga y ser resistentes y seguros.

Conocer los detalles de la embarcación

A continuación, hablaremos de los distintos accesorios que debe llevar un remolque para ser el que mejor se adapte a nuestra embarcación. Siempre lo más importante es conocer bien la embarcación de uno mismo y haber analizado todos sus puntos y saber sus debilidades y potenciales. Debemos conocer bien la eslora, la manga, la altura y la quilla.

Medidas importantes

Debemos tener en cuenta que la embarcación, sin el motor, debe ser como mínimo 700mm inferior a la longitud del remolque. La guía extensible de 800mm es para regular la embarcación con el remolque y cubrir la longitud del motor. El remolque debe tener una capacidad de carga adecuada o mayor, para poder llevar el barco, motor, combustible y todo el equipo que se pueda instalar en el barco.  Por ley, los remolques se clasifican por la carga máxima que puedan pesar cuando están cargados completamente. Es muy recomendable que nunca excedamos el 85% de la capacidad total de un remolque.

Remolques galvanizados

Se recomiendan los remolques galvanizados. Son los idóneos para trabajos pesados. Se puede decir que ​​son de los más duros del mercado, con una durabilidad y  una resistencia a la corrosión excepcional. Y con la ayuda de los accesorios aseguran y protegen la embarcación en cada trayecto o botadura.

Remolques según sus ejes

Por pesos

Podemos encontrar diversos tipos de ejes, galvanizados, con rodamientos cónicos, con rodamientos cilíndricos, bañados en aceite, con suspensión hexagonal de caucho, con suspensión independiente y otros más. También existe una amplia gama de pesos a soportar en cuanto a Kilos se refiere. Todo depende del vehículo que lo lleve y de la embarcación que se disponga a cargar. Los vehículos cuya carga máxima autorizada no exceda de 3.500 kg podrán llevar un remolque con carga máxima autorizada que no exceda de 750 kg. Siendo el total computable 4250kg. A partir de los 750kg de carga ya es obligatorio llevar un remolque con dos ejes. Hasta ese limite se pueden usar remolques de un solo eje.

Recomendados

Los mas usados y recomendados, son los ejes con rodamientos cónicos o los ejes bañados en aceite. Estos últimos alargarán la vida útil del rodamiento en contacto con el agua salada, al estar protegidos y lubricados.

De doble eje

Si lo que buscas es seguridad, lo mas adecuado es un remolque de doble eje, ya que nos evitara sustos en carretera y ofrece mayor seguridad si tenemos un percance con los rodamientos, además son muchos más seguros y estables para circular en carretera.

Accesorios para los remolques náuticos

Para llevar nuestro barco con mayor seguridad y agarre nos hará falta colocar una serie de accesorios, por ejemplo:

  • Cabrestantes:

Con ellos podrás subir o bajar el barco al remolque con mayor comodidad. En el mercado los puedes encontrar de diferentes cargas en función del peso del barco y del remolque. En nuestra tienda tenemos disponibles varios modelos en los que puedes ver sus características principales: Cabrestante 550 kgCabrestante 750 kgCabrestante 900 kg y Cabrestante 1750 kg.

Cabrestante manual 1750 Kg
  • Rodillos:

Permiten que el remolque soporte y tenga resistencia para transportar barcos pesados y de gran tamaño, además de que pueda deslizar correctamente. Los puedes encontrar de diversos materiales en función de la zona en la que quieras colocarlos. Desde rodillos centralesrodillos en PU, rodillos laterales, rodillos oscilantes, hasta rodillos diábolos.

  • Pilotos Led y triángulos reflectantes:

La iluminación con estos accesorios aportará más seguridad y visibilidad en carretera.  Una correcta señalización alertará a los demás conductores, señalizará y evitará posibles sustos. Nuestros pilotos  cuentan con una muy fácil colocación ya que van por imán. Además son resistentes al agua. También  debemos mencionar a los triángulos reflectantes, muy importantes para circular con mayor seguridad y para cumplir con las normas de circulación.

¿Qué rodillos le van mejor a un remolque de barco?

Existen varios materiales para la fabricación de los rodillos tanto centrales como laterales, así como distintas medidas y formatos.

Rodillos de Goma

Son los más comunes, utilizados generalmente por fabricantes, debido a su bajo precio y fácil suministro por almacenes.

rodillo de goma

Rodillos de Teflón

Sin duda son de los más caros, debido al material y a que su fabricación suele ser artesana mediante torneado. Son los que mas peso soportan y están concebidos para barcos de gran tonelaje.

Rodillos de Poliuretano o PU

En la actualidad son los más usados y vendidos, soportan grandes pesos, muy resistentes al rozamiento, gran durabilidad y una amplia gama de colores y dibujos.

Rodillos de Nylon

Son mas resistentes que la goma, más comerciales, pero no soportan barcos con tanto peso y además sufren gran desgaste con el roce de la quilla del barco, llegando en algunos casos a terminar cortados.

Por regla general, los remolques con rodillos funcionan mejor y son más aconsejables en cualquier tipo de botadura, transporte, en rampas poco profundas o en áreas de gran variación de marea. Los navegantes que utilizan con frecuencia sus remolques aprecian la facilidad y conveniencia de los rodillos, mientras que las literas o maderas son preferidas por los navegantes que lanzan y cargan con menos frecuencia, donde hay menor influencia de marea o en su caso como solución de almacenamiento a largo plazo.

¿Qué cabrestante es el adecuado para un remolque náutico?

Lo primero que tendremos que elegir es si lo queremos manual o eléctrico. Una vez tengamos clara la mejor opción para cada uno, debemos elegir el que mejor se adapte a nuestro uso diario y a nuestra embarcación o moto de agua.

Cabrestante eléctrico

La mayoría de ellos funcionan a 12 o 24V para poder ser conectados a nuestro vehículo o a una batería. Debemos tener claro los kg  que vamos a arrastrar, para no escoger un cabrestante que no pueda con el peso de nuestra embarcación o que vaya forzado a la hora de subirla al remolque.

Es muy importante que tenga 3 velocidades, Neutro, Adelante y Atrás. De esta forma nos facilitara la maniobra a la hora de soltar la cincha de arrastre. Igual de importante es la velocidad de subida, pues un cabrestante con una velocidad muy corta nos eternizará el tiempo de subida de la embarcación.

Uno de los contratiempos de estos cabrestantes, es la fuente de alimentación, debe ponerse una batería en el remolque o buscar una conexión al vehículo, esto a veces es un poco engorroso o poco práctico.

Cabrestante Manual

Son los mas comunes, económicos, prácticos, duraderos y los que más se usan. Su principal ventaja es el precio y el fácil manejo. A la hora de elegir, es importante saber los kg que puede arrastrar e intentar comprar uno con un arrastre mayor a lo necesario para que nos facilite el arrastre para subir el barco al remolque (ejemplo, barco de 1000kg = cabrestante de 1500kg o 1750kg). Aconsejamos que un cabrestante manual lleve un mínimo de 2 coronas, ello ayudará a la desmultiplicación de la fuerza y será más fácil el arrastre de peso del barco.

También es aconsejable utilizar cinchas de tejido en poliéster a cable acerado, pues el cable cuando transcurre el tiempo se deshila y suele producir heridas de forma accidental por roces o rotura.

“Para un buen mantenimiento y ahorro de averias o reparaciones, recuerda revisar la presión de los neumáticos, revisar y comprobar los rodamientos y ejes, así como engrasar el cabrestante manual y comprobar luces”