Guía para la elección del chaleco salvavidas
Guía para la elección del chaleco salvavidas
Déjanos tu voto

La homologación de los chalecos salvavidas marinos, consiste en una declaración de que dicho equipo ha superado una serie de comprobaciones, pruebas y ensayos establecidos por la normativa nacional o internacional aplicable con objeto de verificar el cumplimiento de las especificaciones y normas de funcionamiento.  No deben considerarse los equipos obligatorios como un trámite administrativo. Están a bordo para ofrecer las mayores oportunidades de salvar la vida de los tripulantes en caso de emergencia

El  chaleco salvavidas ideal debe tener la suficiente flotabilidad en el tórax para hacer que una persona inconsciente quede boca arriba en el agua y para que lo mantenga en esa posición a pesar del oleaje o viento, al igual que debe sujetar el cuello para que la cabeza no caiga a un lado, así se asegura que la nariz y la boca permanezcan fuera del agua y se evita todo lo posible la pérdida de la temperatura corporal.

¿QUE CARACTERISTICAS DE DEBEN TENER LOS CHALECOS SALVAVIDAS?

Disponer, como mínimo, de un chaleco para cada tripulante adaptado a su talla, peso y edad. Los menores deben disponer de un chaleco salvavidas a su medida, de preferencia con cinchas pasadas por las piernas (“pataletas”).

  • Debe tener un color llamativo (amarillo o naranja) y estar provisto de bandas reflectantes.
  • Fabricados en materiales resistentes a temperaturas entre –30 y 60º
  • No deben afectarles productos como petróleos y aceites existentes en la superficie del agua,   así como cierta resistencia al fuego, al desgaste y a los rayos solares.
  • Según las normas  los chalecos salvavidas deben llevar además: Un silbato fijado al chaleco por un cordón y bandas reflejantes para mejorar la localización.

Mantener los chalecos en perfectas condiciones, con las hebillas, pasadores y cierres limpios y engrasados.

En el mercado hay numerosos modelos de chalecos salvavidas,  pero los más cómodos y recomendables son los Chalecos Inflables con  homologación “CE” o bien SOLAS y  deben ser revisados anualmente.

La normativa CE distingue cuatro tipos de chalecos, definidos por su flotabilidad expresada en Newtons (N).

(10 Newtons = 1 Kgr de empuje de flotación)

CHALECO DE 50 N

Para aguas encalmadas y cercanas a la orilla. Se usan para actividades deportivas, como el kayakismo, las motos de agua o el winsurf, y no están incluidos en la normativa del Ministerio de Fomento para su utilización en la navegación de recreo (Orden Ministerio de Fomento 1144/2003).

CHALECO DE 100 N

Para esperar un rescate próximo, flotando sobre aguas en calma y el mínimo obligatorio para la zona de navegación 5 , 6 y 7 o lo que es lo mismo hasta 12 millas de costa.

CHALECO DE 150 N

Para soportar mal tiempo en mar abierto y el mínimo obligatorio para la zona navegación 2, 3 y 4.

CHALECO DE 275 N

Para situaciones extremas en mar abierto y llevando abundante ropa de abrigo. Minimo obligatorio para zona de navegación 1 con certificado SOLAS.